Clínica del Doctor Herrero
Clínica del Doctor Herrero

ego del perfeccionista: virgo                                                 ego crítico                                                                               ego prejuicioso                                                                         ego exigente

TENGO EL EGO DEL PERFECCIONISTA, ME GUSTA DISFRUTAR DEL ORDEN, PERO NECESITO COMPLACER MI EXIGENCIA”

 

           

  ¿COMO SOY EN LUZ DESDE EL EGO DEL PERFECCIONISTA?

        Soy una persona que necesita orden y disciplina, me gusta clasificar y analizar mis pensamientos y mis acciones. Me considero una persona racional y lógica, y soy preciso en mis acciones. En mi día a día organizo muy bien mi tiempo, soy muy práctico y servicial, y me siento satisfecho si llevo a cabo en el orden estipulado lo que considero que he de hacer. Me consideran una persona tolerante y serena, tranquila, que controla las emociones para que no desborden mi mente organizada.

           

  ¿POR QUÉ SUFRO DESDE EL EGO DEL PERFECCIONISTA? 

           A veces siento que llevo “las gafas de la perfección”, y no me siento bien porque veo las imperfecciones que me rodean y necesito no parar de hacer cosas para conseguir el orden deseado desde mi mente.  

         Si un día consigo tener controlado todo el desorden que veo, entonces suelo estar tranquilo, pero cansado por exigirme “hacer tanto esfuerzo”.

        Además me he dado cuenta que cuanto más me exijo, más presión ejerzo sobre los demás para que arreglen el desorden externo que mi mente y mis ojos perciben.

           También sufro mucho por el exceso de crítica hacia todo lo que no considero apto bajo mi punto de vista. Rechazo todo aquello que no sea útil, que no sirva para algo, que no sea práctico (según mis criterios).

           

  ¿CUAL ES LA RAÍZ DEL EGO DEL PERFECCIONISTA?

        He descubierto que siento un gran miedo e inseguridad sino controlo lo que sucede en el tiempo, por eso busco mi seguridad emocional en conseguir un orden preciso diario en mis pensamientos y mis acciones, y en los pensamientos y acciones de los demás.

           

 ¿QUÉ PUEDO APRENDER CON LA TERAPIA EMOCIONAL Y EL MINDFULNESS PARA NO SUFRIR POR EL EGO DEL PERFECCIONISTA?

       1.- Debería ser consciente que nada es perfecto y todo es perfecto. Para captar la totalidad de algo no se puede ser tan minucioso y detallista, el exceso del perfeccionismo me aleja de la totalidad. Ahora, cuando me angustie el desorden, simplemente me quitaré “las gafas de la perfección”

     2.- Debería no criticar lo que mi mente desea cambiar. La crítica habla de mi malestar por no aceptar la validez de los otros puntos de vista, simplemente yo pienso y actúo de otra manera diferente a la de los demás. No quiero dejar de ser disciplinado y ordenado, pero me gustaría aceptar la poca disciplina en otros y el desorden. Quiero practicar la aceptación sobre los demás, así más me aceptaré yo, y más aceptaré lo “no útil”.

       3.- Quiero aprender a canalizar la ira y el enfado que me genera: el desorden, no hacer todo lo que deseo en el día a día, juzgar a quién no trabaja ni piensa como yo, saltarme yo o los demás mis precisas reglas.

    4.- La terapia emocional y el Mindfulness me pueden ayudar a enfrentarme al miedo de “sentir mi imperfección” que he compensado con “hacer y hacer” de forma precisa, rechazando a todo lo que no se encaja en mis organizados “cajones mentales”. Quiero aprender a sentir “la desprogramación del tiempo”. Quiero aceptar fluir, sin juzgar. Deseo cambiar el control hacia los demás por el autocontrol. 

 

6.-VIRGO .pdf
Documento Adobe Acrobat [60.9 KB]

QUIERO UNA CITA

CONSULTAR AL DOCTOR

Información para pacientes