Clínica del Doctor Herrero
Clínica del Doctor Herrero

     EGO DE LIBRA

 

“EGO DE LA DIVISIÓN: LE GUSTA RELACIONARSE CON LOS DEMÁS, 

PERO SE ADAPTA DEMASIADO A LAS DECISIONES DE LOS OTROS”

 

SubEgos: Ego comparativo, Ego indeciso

 

 

  • ¿Te cuesta trabajo tomar decisiones?

 

  • ¿Sueles dudar entre dos opciones con frecuencia sobre qué hacer?

 

  • ¿Te adaptas demasiado a los demás?

 

  • ¿Sueles juzgar y criticar las decisiones de los otros?

 

 

¿CUAL ES LA RAÍZ INCONSCIENTE DEL EGO DE LA DIVISIÓN? 

            Las personas con este Ego tienen un gran miedo e inseguridad a tomar sus decisiones. Sienten miedo a los conflictos, a entrar en guerra, así que prefieren aceptarlo todo y mostrarse a los demás como ellos desean. Sin juzgar y sin criticar evitan enfrentamientos. Prefieren mostrar una “sonrisa perenne” para aparentar armonía y esconder la tensión de la no decisión. Siempre intentarán mantenerse en ese falso equilibrio con su entorno. 

 

¿POR QUÉ SE SUFRE DESDE EL EGO DE LA DIVISIÓN?  

        Los Libra en sombra sufren mucho porque suelen observar múltiples opciones que se concentran en dos posibilidades reales. Entonces empieza la rumia mental: ¿cuál elijo de las dos? De cada opción, es capaz de describir lo bueno y lo malo, y pueden oscilar entre ambas de forma continua, pero no se deciden por una de ellas. Cuando están en “A”, sienten que tienen que estar en “B”, y viceversa.

 En realidad, no se deciden porque siempre incluyen “al otro” o “los otros” en la decisión, y no desean crear conflictos con “el otro” o “los otros”. Quieren ante todo mantener la paz y la calma. Así, mientras contemplan las dos opciones, se suelen quedar con ambas. “Estoy en equilibrio”, se suelen decir. Prefieren aparentar buenas formas desde fuera.

            Los demás, les suelen juzgar por no ser capaces de decidirse por alguna de las opciones. Ellos, se autoengañan con frases como “todo me da igual”, “me da lo mismo” o “no prefiero ni una ni otra opción”. Entonces, cada vez se sienten más divididos por dentro, partidos en dos, y prefieren no decidir y dejarse llevar por la opción que eligen los demás. Ellos no deciden, pero se vuelven críticos y se quejan hacia las decisiones que toman los que les rodean. Mientras, cambian de opinión continuamente. 

            Con el tiempo sienten que su vida está estancada, y que se mueven como una marioneta que manipulan los demás. Se dan cuenta de que su vida no cambia, pues son muy pasivos y dependientes de su entorno. Siempre están “divididos” entre dos opciones, critican y comparan a las personas que les rodean, y no son responsables de tomar sus decisiones.

            

            ¿CÓMO SE IDENTIFICA LA SOMBRA DEL EGO DE LA DIVISIÓN?

        Son personas fáciles de identificar. En sus rostros y gestos se adivina el deseo de no crear tensiones, sino de transmitir equilibrio y armonía. Por eso son “veletas” que pueden ir en cualquier dirección, y cambiar al otro extremo según les parezca a los demás, pues ellos se adaptan una y otra vez. Son muy moldeables y pacíficos.

           Además, con la “sonrisa perenne”que dibuja su rostro, aparentan que son felices y que están a gusto. Nada más lejos de la realidad. Solo esconden el miedo a sacar los trapos sucios. ¿Cómo voy a crear discrepancias? Prefiero dejarme llevar para que haya paz….

         Pero la tensión de la no decisión cada vez es mayor. Se vuelven muy críticos hacia las decisiones que toman las personas de su entorno, comparan continuamente las opciones de esas personas, las que toma, y las que podría haber tomado. No se dan cuenta que son ellas quienes tienen que decidir, y dejar de juzgarse y de juzgar a los otros. 

 

¿COMO ES LA LUZ DEL EGO DE LA DIVISIÓN?

    Cuando se corrige la sombra, Libra en luz es una persona permisiva, tolerante, pacificadora e integradora. Son personas preparadas para la mediación en los conflictos y los pactos, pues tienen el don de ser justos e imparciales, por eso pueden crear estados trinitarios (la situación nueva creada tras un acuerdo entre dos partes).

     Son personas a las que les gusta relacionarse con los demás, por eso disfrutan mucho de los eventos sociales escuchando, experimentado y aprendiendo de todo el espectro de posibilidades que observan de las experiencias humanas. Son experiencias y opiniones que aceptan sin oponerse ni enfrentarse, sin juzgar, por eso son hábiles en las conciliaciones.

    Son buenos anfitriones, que aceptan todo lo que sucede, con gran gusto por las formas y las apariencias bellas.

            

            ¿CÓMO SE PUEDE DAR LUZ AL EGO DE LA DIVISIÓN? 

         1.- En primer lugar, se ha de poner consciencia en que aparentar armonía y esconder los conflictos para evitar enfrentamientos conduce a no avanzar en la vida, pues te dejas llevar por los demás. Se debe de salir del autoengaño de “todo me da igual”, “me da lo mismo” o “no prefiero ni una ni otra opción”.

         2.- En segundo lugar, se ha de aprender a tomar decisiones por uno mismo, sin tener en cuenta lo que otros opinen, digan o hagan. Para ello, se ha de tomar un tiempo, no precipitarse, pero practicar en meditación la toma de decisión. En meditación, estando conectado con nuestro ser, y respirando con calma, tenemos que preguntarnos por las opciones que dudemos. ¿Cómo me siento en esta opción sin incluir a los demás?, ¿Y en la otra opción? Se trata de tomar con fuerza la decisión que más nos haga sentirnos bien con nosotros mismos. Puedes usar el audio del siguiente enlace: “Mindfulness y el Ego de la división: aprender a tomar decisiones”.

https://www.clinicadeldoctorherrero.es/formacion/talleres-de-mindfulness-y-los-egos/taller-2/

o Canal de youtube:  antonio herrero

         3.- En tercer lugar, una vez tomada la decisión, es importante no dudar, no comparar, y no emitir juicios sobre la opción no elegida. Al considerar a los demás, es fácil entrar en dudas, juicios y comparaciones. Hemos de mantenernos firmes en la dirección marcada. Hemos de anteponer nuestros deseos personales comprometiéndonos con nuestra propia individualidad.

       4.- En cuarto lugar, ha de entenderse que las dos opciones de las que se dudan son correctas. El orden universal ha considerado ambas opciones como válidas en el desarrollo de tu vida. Puedes elegir la que quieras, que no te va a afectar en tu destino personal. Solo se te pide que decidas la opción más válida para ti, la que te haga sentir mejor, la que te guste más. Esto es una expresión en luz que te abrirá caminos de desarrollo personal. 

          5.- Finalmente, se ha de conectar con la función superior en luz de resolver la tensión entre partes enfrentadas, para hacerlos colaborar y que alcancen acuerdos. Así se crean nuevos escenarios donde ambos extremos coexisten en armonía, sin necesidad de solucionar los problemas. Ha de perderse el miedo a relacionarse con los demás y ser creativos con propuestas conciliadoras. 

 

 

     EQUIVALENCIA DE LUZ Y SOMBRA

 

LUZ

SOMBRA

Creativo Intelectual (estados trinitarios)

 

Vida social activa

 

Diplomático y Armonioso

 

 

Artista (belleza, formas)

 

 

Sentido de justicia-Imparcialidad

 

 

 

SONRISA PERENNE-Aceptación-Conciliación-Pacificador

Ideas fijas para no desequilibrarse (HUYE DEL CONFLICTO)

 

Aislamiento

 

DIVIDIDO entre dos opciones- INDECISO

 

Dependiente de las formas y de lo aparente

 

Vive COMPARANDO y CRITICANDO (juicios-rechazo-negación)

 

Cambios de opinión continuos para adaptarse a los demás-Dependiente de los demás

 

 

MANTRAS PARA MEDITACIÓN

            “Aparentar armonía y esconder los conflictos me llevan a no avanzar en mi vida”, “cuantas más decisiones tomo, más avanzo en mi vida”, “soy creativo en mis propuestas conciliadoras”, “elijo anteponer mis deseos a las opiniones de los demás”.

 

MI EXPERIENCIA CON EL EGO DE LA DIVISIÓN

            Tengo que reconocer que el Ego de la división, es uno de los que más me ha costado reconocerlo. Siempre tuve la sensación de que tomaba mis decisiones firmes, y no dudaba……. Y no era así. 

            En el 2010 tuve que tomar una gran decisión. Esta es la primera parte del Ego. Durante años estuve trabajando en la medicina pública y en la medicina privada. Eran dos opciones antagónicas para mí, opuestas, a veces contradictorias. Me provocaban exceso de trabajo, tensiones, disgustos frecuentes, falta de tiempo, etc.… 

Los años que tuve las dos opciones me sentía bien, pues intentar quitarme una de ellas suponía comparar, opinar, tener en cuenta a los demás (¿qué dirán mis pacientes?, ¿cómo voy a dejarles?) Claro, no me sentía bien. No quería tomar una decisión y me autoengañaba con: “si en el fondo me da igual trabajar más”. No era así. Después de muchos años, agotado, cansado, estresado, tomé la decisión personal de dejar mi puesto de Médico en el hospital público. Necesité un gran empujón para hacerlo. 

Curiosamente mientras escribo este texto, he atendido en urgencias a una señora con su hijo porque han “recibido un gran golpe por detrás en su coche de un autobús”. Bello sincronismo que nos muestra lo importante que es ese “empujón para impulsarse en la decisión”. Es obvio que no debemos esperar a sentirnos tan presionados, y empujarnos nosotros mismos desde nuestro interior. 

Otro sincronismo ha sido una señora que acude con su hijo para valorar una herida en el dedo sin importancia. Desde que ha llegado al hospital no para de decir en voz alta que por ella no habría venido, es la presión de su marido lo que le ha empujado a venir, porque no quiere tener una pelea con él. Ya en consulta ha repetido varias veces que ella se sentía preparada para valorar que la herida no tenía importancia, pero estaba aquí por no tener un disgusto con su marido. Ese es el Ego de Libra: “me alineo con las decisiones de los otros para no crear conflictos, y le juzgo y critico”.

La segunda parte del Ego de Libra es que ya que has tomado la decisión (con el trabajo que cuesta) ahora viene lo peor: la rumia mental. ¿Por qué elegí esta opción?, ¿y si hubiese elegido la otra? Y los juicios: “tendría que haber elegido la otra opción, seguro que estaría mejor”, “con esta opción me he equivocado, no me siento bien”, ¿y si escojo la otra? “Quizás estoy a tiempo de deshacer mi decisión”. 

Mi mente seguía dividida entre Pediatría pública y privada, y durante estos 9 años todavía sueño que estoy trabajando en el hospital público. Es como si llevase una vida paralela en otra dimensión. Algo de mí sigue en el hospital público. Hay que aplicar mucha firmeza y consciencia para recordar que la decisión la tomé correctamente, que ambas opciones eran correctas, y que solo elegí lo que sentía mejor para mí en ese momento. Es útil escribir las decisión que se ha tomado de forma meditada,  y recordarla y volver a leerla cuando tengamos la duda. 

El chantaje de este Ego es “los demás”, que te hacen dudar: “te echamos de menos Dr. Herrero”, “¿no tienes pensado volver Dr. Herrero?”, etc.… Hay que tener mucha fuerza y seguridad para no claudicar con estos “dulces” que te hacen tambalear lo que tanto trabajo te ha costado mantener. 

Y la tercera parte del Ego: comprender que ambas opciones no cambian tu plan de desarrollo personal. Es tanta la dependencia hacia el otro o los otros, que te engañas pensando que una opción es más válida. No es así. Me costó entender esta parte, y el destino me puso otro sincronismo perfecto para que lo entendiese. 

Ese día entré de nuevo en el Ego de Libra. Dudaba entre tres opciones sobre cómo aplicar mis conocimientos en Homeospagyria en mi consulta médica: con la kinesiología, con la Astrología, o con los protocolos que proponen en la Formación de Homeospagyria. 

Consulté con compañeros para que me aconsejaran (“dependencia por mi inseguridad en la decisión”), hice experimentos con pacientes con las tres opciones (evidentemente con cada opción el resultado de la propuesta terapéutica era distinta). Después de dos horas me di cuenta de que estaba en el Ego de Libra. 

Así que apliqué el protocolo, y sin tener en cuenta a los demás (opiniones de compañeros, juicios de pacientes…) me pregunté: ¿con cuál opción de las tres te sientes mejor tu trabajando sin tener en cuenta a los demás? La respuesta fue rápida, la sentí en el corazón. Entonces tomé mi decisión. 

Una hora más tarde me siento a ver la televisión. Era el concurso de “la Voz Kids”, y justo ese día eran los duelos entre tres niños. Recuerdo el sincronismo con mucha precisión. Antonio Orozco se dirigió a los tres niños antes de pronunciar su decisión, y les dijo: “los tres sois la opción correcta”, “cualquiera de los tres podría pasar a la siguiente fase y estaría correcto”, pero mi función aquí es elegir de las tres canciones la que más me ha hecho sentirme mejor. 

Antonio Orozco era el Ego de Libra en luz. Gracias a él entendí por fin el mensaje: lo que decidas de las opciones no altera tu crecimiento ni tu plan de vida, sólo has de decidir con independencia de los demás lo que más te gusta. 

 

¿CÓMO SON LOS NIÑOS CON EL EGO DE LA DIVISIÓN?

Los niños Libra necesitan rodearse de un ambiente tranquilo, cordial, armonioso, de paz, sin disgustos ni sobresaltos, con buen entendimiento. Se mostrarán educados, diplomáticos, sonrientes, conciliadores, pacificadores, y con gusto por la belleza. 

         Cuando están en sombra, serán niños muy dependientes de los demás, con cambios continuos de opinión para adaptarse a los otros. Les resulta difícil tomar decisiones por el miedo a que no gusten al otro y eso suponga un desequilibrio que ocasione conflictos y tensión. Se quejan mucho de injusticias, y critican los juicios y decisiones de los demás. 

En estos casos, si a los padres les afecta este comportamiento en sombra de sus hijos, significa que ellos también tienen este Ego. Tendrán que educar a sus hijos, y fomentar la luz de este signo, pero lo más útil para corregir la sombra en ellos es tratarse los padres el Ego de Libra. Han de convertirse en un ejemplo hacia ellos de:

  • Empezar a tomar decisiones con independencia de los demás, perdiendo el miedo a enfrentarse a los conflictos y a que no gusten nuestras decisiones a los otros. Se trata de dejar de adaptarnos a los otros para no desequilibrarnos. 
  • Conectar con la labor de mediar en los conflictos entre personas para propiciar la conciliación y la paz entre ellos sin pretender arreglar sus problemas.

 

PATOLOGÍAS RELACIONADAS CON EL EGO DE LA DIVISIÓN

Patologías renales, cistitis, lumbago.

 

PROFESIONES RELACIONADAS CON EL EGO DE LA DIVISIÓN

Necesitan profesiones donde se relacionen con los demás de forma diplomática, con intercambio de ideas y usando la justicia. 

Algunos ejemplos son: Abogados, jueces, diplomáticos, agencia de turismo y viajes, vendedores, recepcionistas, estéticos, peluqueros, sobrecargo/azafata, estilistas, mediadores, conciliadores, pacificadores, mediadores, decoradores, pintores, floristas, consejero matrimonial. 

 

REFLEXIONES RELACIONADAS CON EL EGO DE LA DIVISIÓN

 

1.- ¿Te identificas con la sombra de este Ego? Escribe con detalle qué te ha resonado. 

 

2.- ¿En qué campo de tu vida sientes más la sombra de este Ego? Escribe las escenas que se te repiten. 

 

3.- ¿Qué recursos puedes aplicar a partir de ahora para dar luz a este Ego? Escribe las acciones que puedes aplicar en el presente y futuro para no sentir tanto el sufrimiento de este Ego. 

 

Dr. Antonio Herrero

EGO DE LIBRA.pdf
Documento Adobe Acrobat [80.7 KB]

QUIERO UNA CITA

CONSULTAR AL DOCTOR

Información para pacientes