Clínica del Doctor Herrero
Clínica del Doctor Herrero

CONSEJOS SOBRE SONAMBULOS, TERRORES NOCTURNOS, PESADILLAS, APNEAS DE SUEÑO Y NARCOLEPSIA

 

    El SONAMBULISMO es la repetición automática durante el sueño de conductas aprendidas en los períodos de vigilia, porque nos despertamos. Esto hace que la persona sonámbula parezca que esté a la vez dormida y despierta. Es un estado donde se mezclan conductas de estar dormido y estar despierto. Es frecuente en niños y más raro en los adultos. Suelen ser esporádicos, pero hay casos en los que la frecuencia puede ser diaria o semanal.

     Tienen lugar después de dormir 2-4 horas, siempre en fase profunda de sueño, y una sucesión típica de fenómenos podría ser la siguiente: "el niño se levanta de la cama, dormido aunque con los ojos semiabiertos, se dirige hacia el lavabo, se lava las manos y vuelve a la cama". Si se le hacen preguntas simples suele responder con monosílabos, aunque no siempre lo hace porque a menudo no comprende el significado de las palabras. Es muy difícil despertarle porque está profundamente dormido; y si se consigue le provocaremos una sensación de gran extrañeza e inseguridad, ya que no entenderá la situación en que se encuentra y por qué se le despierta. Por lo tanto, mejor no hacerlo.

     La causa de este fenómeno se desconoce y consecuentemente no existe un tratamiento contra la misma.   

    Deben adoptarse medidas de seguridad para evitar cualquier accidente fortuito del niño; y no se le debe despertar, tan solo intentar reconducirlo a la cama. Se le debe hablar con frases muy simples y cortas, más bien dando órdenes sencillas que haciendo preguntas. Suele ser más frecuente en aquellas familias con antecedentes de sonambulismo y normalmente desaparece durante la adolescencia.

    En los casos que sea muy frecuente siempre hay que consultar con el Pediatra, porque puede ser que los despertares nocturnos que favorecen la aparición de los episodios sean debidos a pequeñas interrupciones de la respiración (apneas). Esto es muy común en niños de 3 a 5 años.

    Algunos adultos también pueden presentar episodios similares. Suelen ser mucho más aparatosos porque los adultos, además de tener más fuerza, pueden lesionarse o hacer daño a los que tienen alrededor, sin ninguna intención. Para estos casos debe consultarse con un especialista en Medicina del Sueño, porque existe un tratamiento farmacológico eficaz.

 

 

 

TERRORES NOCTURNOS

     Los TERRORES NOCTURNOS son episodios que suceden también durante la primera mitad de la noche, en sueño profundo, y se caracterizan por llanto brusco e inesperado del niño, con una expresión de miedo intenso en la cara y sudor frío. Es muy difícil despertar al niño, porque está profundamente dormido, y si se consigue el niño puede sorprenderse ya que no entenderá por qué se le ha despertado.

    Suelen aparecer alrededor de los 2-3 años y ceden espontáneamente al llegar a la adolescencia.

    La actitud de los padres debe ser solo conservadora, vigilando que el niño no caiga de la cama. No se le debe hablar ni mucho menos intentar despertarle. El episodio cederá espontáneamente después de 4-5 minutos y el niño volverá a dormirse.

 

 

PESADILLAS

     Son fenómenos parecidos a los terrores nocturnos, aunque se diferencian por dos hechos concretos: siempre se producen en la segunda mitad de la noche, en la fase REM, y el niño explica claramente qué es lo que ha soñado y le ha despertado. Normalmente relata hechos angustiosos relacionados con miedo, animales que le atacan o conflictos con otros niños.

     Por lo general los episodios son esporádicos y están relacionados con algún fenómeno externo que ha causado inquietud al niño. A medida que disminuye la ansiedad diurna los episodios también disminuyen en intensidad y frecuencia.

    Los padres deben intentar calmar al niño, que estará despierto y plenamente consciente, tratando de quitar importancia a lo soñado. Ceden espontáneamente antes de la adolescencia. Si persistieran debería investigarse la presencia psicopatológica.

 

 

Apnea del Sueño: La apnea del sueño es un problema serio en el cual ocurren pausas en la respiración durante el sueño. Los niños con apnea habitualmente roncan, su sueño es inquieto y pueden manifestar somnolencia durante el día (la somnolencia es más frecuente entre los adultos con apnea). Hipertrofia (engrandecimiento) de las amígdalas y adenoides, alergias nasales, obesidad y otros problemas médicos son factores de importancia en el desarrollo de la apnea del sueño en niños. Existen varias formas de tratar la apnea; por lo tanto es de gran importancia que consulte a su médico o que visite un Centro de Enfermedades o Disturbios del Sueño para confirmar el diagnóstico y recibir tratamiento.

 

Narcolepsia: La narcolepsia comienza por lo general durante la pubertad, pero puede comenzar aún antes. Niños con narcolepsia desarrollan somnolencia y “ataques incontrolables de sueño” durante los cuales se quedan dormidos contra su voluntad. La narcolepsia requiere un diagnóstico definitivo por un médico.


 

ACTITUD RECOMENDABLE DE LOS PADRES:

- Extreme las medidas de seguridad. el sonámbulo es capaz de

realizar automatismos aprendidos durante la vigilia (abrir puertas,

ventanas, cortar…): utilice sistemas de cierre diferentes por el día

por la noche (un simple pestillo que se cierre de manera

diferente es suficiente).

- Procure no despertarlo.

- En caso de autoagresividad intensa sujételo impidiendo que se

lesione pero no intente hablarle ni despertarle. cualquier intento de despertarlo aumentará su agresividad.

- A la mañana siguiente no comente el episodio. el / ella no lo

recuerdan y la preocupación por su conducta puede incrementar el

número de episodios.

- Si observa cansancio, somnolencia diurna, irritabilidad, cambio

de carácter o los episodios son extremadamente agresivos o

frecuentes (semanales): consulte con un experto.

- Si en la familia no existen antecedentes: consulte con el

experto.

- Si su hijo no ha tenido nunca episodios de sonambulismo y éstos

aparecen al llegar a la adolescencia: consulte con un experto



QUIERO UNA CITA

CONSULTAR AL DOCTOR

Información para pacientes